Consejos importantes para viajar en pareja

Viajar en pareja puede ser duro. Por mucho que os queráis, siempre habrá momentos en los que acabéis frustrándoos el uno al otro. Pero viajar en pareja es también una de las cosas más increíbles que se pueden hacer. Fortalece su relación sin límites y les permite crear recuerdos increíbles juntos.

Así que, ¿Cómo asegurarse de no acabar matándose el uno al otro al final del tercer día? Tanto si vas a hacer senderismo por la selva como si planeas disfrutar de unas soleadas vacaciones en Creta, utiliza estos consejos para viajar con tu pareja de la mejor manera posible.

Busca siempre la armonía

Por muy parecidos que seáis tu pareja y tú, habrá cosas que quieran hacer y que no te interesen en absoluto. Y eso está muy bien.

Si vais a pasar meses de viaje juntos, puede que descubráis que un día ocasional haciendo cosas por separado es bastante agradable.

Obviamente, no quieres acabar pasando demasiado tiempo separados. Eso desvirtúa la idea de viajar en pareja. Pero si ellos quieren ir a un museo y tú prefieres ir de excursión, ¡separaos durante unas horas!

El tiempo que paséis separados os proporcionará el tiempo de descanso que tanto necesitáis y, probablemente, hará que estéis deseando volver a veros.

Elige tus batallas

Habrá momentos en los que querréis arrancaros la cabeza el uno al otro. No puedes evitarlo. Pero la clave para hacer frente a este tipo de sentimientos es ser selectivo con lo que deciden expresar.

Si bien es importante ser abierto y honesto con el otro, es igualmente importante darse cuenta de cuándo no vale la pena pelear por algo.

Por ejemplo, si tu pareja hace un comentario que te molesta, probablemente no merezca la pena mencionarlo. Si puedes dejarlo pasar sin que se te quede dentro, hazlo. Mantener la paz es vital cuando se viaja en pareja.

Sin embargo, si hacen los mismos comentarios o similares repetidamente, es hora de hablar. ¡Guarda tu energía para las peleas que importan!

Sed completamente sinceros el uno con el otro

Siguiendo con el último punto, la sinceridad es la clave. No hace falta que os lancéis a discutir cada vez que uno de los dos haga algo molesto, pero debéis ser capaces de deciros mutuamente cuándo estáis molestos o dolidos.

Basta con un simple “eso me ha molestado”. Si tu pareja es tan buena como crees que es, debería asumirlo y cambiar en consecuencia.

Ser honesto no significa discutir. Significa ser lo suficientemente maduro como para escuchar al otro y adaptar su comportamiento. Vais a pasar mucho tiempo juntos, así que intentad ponéroslo lo más fácil posible. Esto os acercará inevitablemente y hará vuestras vidas mucho más fáciles.

No se aísle de los demás viajeros

Es muy fácil, cuando se viaja en pareja, aislarse. Ya tenéis a alguien con quien hablar, así que la presión por conocer a gente nueva desaparece. ¿No es así? Pues no.

Esta es una mentalidad peligrosa y puede llevar a que os resentáis el uno al otro. Las parejas que viajan deberían hacer un esfuerzo por conocer a sus compañeros de viaje. Las historias que se comparten y los vínculos que se forman son una parte importante del viaje.

Conocer gente nueva mientras estás de viaje es fácil. Sé extrovertido, pon una sonrisa y estate dispuesto a escuchar y no tendrás problemas.

Nunca se sabe, puede que conozcas a alguien en un albergue que acabe siendo tu amigo de por vida. O puede que aceptes una sugerencia de viaje de un desconocido y acabes pasándotelo mejor que nunca.

Recuerda que sois un equipo

Cuando se viaja en pareja hay que estar unidos. Sois un equipo y debéis trabajar en tándem. Puede ser difícil adaptarse a esto si estás acostumbrado a viajar solo, pero es fácil cogerle el truco.

Aprended las preferencias de cada uno y estad atentos el uno al otro. ¿Tu novio es olvidadizo? Recuérdale las cosas que debe meter en la maleta. ¿Tal vez tu novia es una viajera nerviosa? Tranquilízala y sé proactiva en la búsqueda de alternativas de vuelo, como los autobuses nocturnos.

Estas pequeñas atenciones siempre se agradecen y demuestran que estáis juntos en esto. Si os queréis de verdad, esto debería ser algo natural.

Esté dispuesto a comprometerse

Estar en una relación tiene que ver con el compromiso y en ningún lugar es más evidente que cuando se viaja en pareja. No te atrincheres y te niegues a hacer algo que no te apetezca.

Sí, no es necesario que lo hagáis todo juntos, pero a veces es bueno aceptar lo que quiere hacer tu pareja.

El mismo consejo vale para decidir dónde comer y dónde alojarse. Puede que tengáis diferentes gustos y diferentes ideas de lo que es un buen albergue.

Decidid por turnos a dónde ir o elaborad algún otro sistema para aseguraros de que todos consiguen lo que quieren en algún momento.

You May Also Like

About the Author: Lic. Miguel Matallana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *