5 formas sencillas de evitar la pesadilla de la mudanza

La mudanza puede ser una empresa enorme, así que hemos señalado algunos obstáculos comunes que puedes evitar fácilmente.

Desde acordarse de conectar Internet con antelación hasta asegurarse de que todo cabe por la puerta, hay algunos pasos vitales que no deben pasarse por alto en el proceso de mudanza. Hacerlo podría resultar en un escenario de pesadilla.

Tenemos identificado algunas formas fáciles de evitar los horrores de la mudanza con los consejos de Mudanzas Lujan en Sevilla:

1. Configurar los servicios públicos con antelación

La electricidad, el gas y el internet deben estar listos para funcionar desde el momento en que te mudes, lo que significa que tienes que arreglar todo esto antes de poner un pie en la puerta.

Esto es especialmente importante si te mudas y tienes un negocio en casa. La mayoría de las empresas pueden organizarlo en línea o por teléfono.

Si te encuentras con la mudanza y sin Internet, no te estreses. Hay formas de conectarse que no requieren citas con el técnico ni tiempos de espera. Con Optus 5G Home Internet la instalación es sencilla. La aplicación My Optus te ofrece unos sencillos pasos para ayudarte a encontrar el mejor lugar de tu casa para el módem y a configurarlo tú mismo. Una vez conectado, tendrás Internet 5G súper rápido y fiable en el mismo día. ¡Es un sí de nuestra parte!

2. Toma medidas

Mira el plano del piso y haz un mapa del espacio. Calcula dónde quieres que vaya todo y luego haz realmente las mediciones.

Este paso puede ser especialmente importante si tienes un espacio restringido o zonas empotradas como los rincones de la nevera o el microondas, donde las dimensiones son fijas.

Los trabajadores de la mudanza son extremadamente inteligentes. Saben cómo manipular y mover las cosas para meterlas en situaciones complicadas. Pero a veces el espacio no lo permite. Hemos tenido que meter objetos con poleas por las ventanas de un segundo piso porque no cabían por la puerta”.

Se sugiere comprobar las medidas y planificar la mudanza con su transportista para asegurarse de que no se encuentra con ningún obstáculo el día de la mudanza.

3. Haz un balance de tus tomas de corriente

Parte de la distribución de tu casa dependerá de la ubicación de los enchufes. Naturalmente, si eres propietario de tu casa siempre puedes cambiarlos de sitio, una tarea que querrás organizar antes de trasladar todo.

Sin embargo, si alquilas una casa, tendrás que ser creativo a la hora de distribuir los cables por el espacio.

Te sorprendería saber cuántas casas sólo tienen un enchufe en la cocina. Recomienda invertir en fundas, envoltorios o protectores de cables para ocultarlos, que puedes comprar en la ferretería local.

Una cosa importante que hay que recordar es que no hay que enchufar una placa de alimentación a otra. Supone un enorme riesgo de incendio.

4. Tenga algunas cosas preparadas

Tanto si puedes entrar en la casa antes del día de la mudanza como si no, querrás tener algunas cosas en casa o fácilmente accesibles entre el desorden del camión de la mudanza.

El papel higiénico es una de las cosas que necesitarás. Un poco de jabón de manos, artículos de limpieza y una aspiradora pueden ser otras. Los tentempiés y quizá las provisiones de té o café (incluida la tetera) pueden acabar siendo vitales.

Depende de lo que sea importante para ti y tu familia. Si tienes un negocio que necesitas poner en marcha cuanto antes o tus hijos tienen que ir al colegio al día siguiente, asegúrate de que los artículos relevantes no están enterrados en el fondo de tus cajas.

5. Haz un plan para los residuos y las cajas

Las mudanzas pueden generar muchos residuos, sobre todo con los materiales de embalaje. La primera opción es deshacerse de las cajas lo antes posible.

Pon tus materiales de embalaje sobrantes en tu página de Facebook o en la página de un grupo local de la comunidad y hazles saber que tienes cajas para regalar. La gente siempre está buscando cajas de mudanza gratis.

Dependiendo de dónde las hayas comprado, algunas empresas de almacenamiento o embalaje que venden cajas te las comprarán.

Si vas a guardarlas para la próxima mudanza, dedica un espacio a colocar las cajas y los materiales de embalaje para que no estorben. Puede ser en el garaje o en un armario.

En cualquier caso, no querrás vivir entre los residuos de la mudanza en tu nueva casa. Después de una mudanza limpia y sin complicaciones, te mereces disfrutarla.

You May Also Like

About the Author: Lic. Miguel Matallana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *